Cuando vayas a limpiar tus espacios o los de otra persona a la que deseas ayudar, recuerda que la verdadera magia está dentro de nosotros, que el verdadero ritual es el cambio de nuestros pensamientos y de nuestros sentimientos, de aquello que guardamos en el corazón, pues es allí donde habita ese maestro o mago interior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *