Cada instante es un nuevo comienzo, no tenemos que esperar una fecha especial, una luna especial o un nuevo año, pues el Universo nos apoya siempre que queremos purificar nuestro ser y recibir una nueva energía capaz de cambiarnos y cambiar todo nuestro entorno.

Cada día podemos decidir tener el año más exitoso y positivo posible, cuando nos alejamos de nuestro ego, revelamos nuestra verdadera esencia. Somos por naturaleza seres generosos dispuestos a avanzar.

Me encanta observar la naturaleza, porque allí, puedo observarme a mí misma, estar en sintonía con ella, me hace sentir más cerca de la energía creadora. Siento como me alineo con el amor y en este estado de serenidad, observo como las energías del caos, el dolor y el sufrimiento no tienen espacio para crecer.

Te invito para que esta semana, mientras meditas, viaja al lugar de la naturaleza que más anhelas conocer.

Visualízate recostado en ese césped, en esa playa, en ese bosque.

Siente la frescura del aire, la humedad, la calidez o el frío, siente el oxígeno abundante llenando tus pulmones.

Respira profundamente.

Siente como la naturaleza te renueva, te vigoriza con todo lo que necesitas.

Siente como te restauras poco a poco y estas listos para empezar de nuevo.

Tú cuerpo es fuerte, tu visión es nítida, tus sentimientos y tu mente se aclaran, los latidos de tu corazón son constantes como un tambor que no se detiene.

Siente que los Ángeles te asisten justo en este momento, que tienes todo dispuesto para que enfrentes el futuro y al mundo que tienes adelante.

El pasado quedó atrás junto a tu antiguo YO, ahora solo queda una nueva conciencia, una nueva visión y un nuevo comienzo.

Desde hoy siente como “Nada puede detenerte”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *